Cuando el río suena…

…es que agua lleva, como reza el dicho. Y de agua voy a hablar en esta nueva “lengua viperina”. En un artículo anterior de igual índole para El Ribagorzano ya mencioné, aunque sin ahondar en el tema, el lamentable estado del pantano de Barasona, sumamente sucio y lleno de cieno. Esto, como ya pueden ustedes imaginarse, da, por un lado, una imágen pésima de nuestra comarca, pues es visión harto descorazonadora ver tan gran y magnífico pantano prácticamente vacío (aunque pronto sin el “prácticamente”, teniendo en cuenta el paso al que vamos…) cuando uno se arcerca desde la carretera de Barbastro. Nuestra comarca, con tan dantesca visión por retrato, se asemeja más a los Monegros que al pequeño vergel que en el pasado fuere.

 

Ya Costa señalaba en su día el macizo del Turbón (con Cotiella, un icono grabado a fuego en el corazón de todo hijo de esta tierra) y decía: “Esa es la riqueza de la Ribagorza”. Y no andaba falto de razón, debo decir, pues, aparte del agua, poco más recurso tenemos en este rocoso gigante que es Aragón (a Belloc y a Biel se les llena la boca con la dichosa Expo…que ya veremos si es barco que arriba a buen puerto, cosa que dudo viendo como anda el Ebro), salvo un pundonor hondo como las mismas raíces de la tierra y una cultura e historia que de nada ha de avergonzarse. Visto lo visto, con este gobierno de títeres de paño barato, Labordeta retirado de la vida política y con socialistas y “peperos” roñando como niños malcriados que en vez de preocuparse de seguir llenándose los bolsillos a costa del contribuyente, de escurrir el bulto de ministr@ a ministr@ cuando en los debates les echan la soga al cuello y de seguir haciendo el “besamanos” a quien no deberían, mejor harían de medir sus palabras antes de soltar tamañas sandeces nos toca que oír que con  lo de “con de z de Zapatero”, el vídeo en YouTube de las juventudes socialistas y las sartas de pullas sobre los atentados del 11-M entre gobierno y oposición. La política española huele a “pudrimero”, convirtiéndose en la carnaza de numerosos programas de televisión. Se concluye, por lo tanto, que más vale que Costa descanse en paz junto a otros hombres de bien y se ahorre el disgusto.

 

El tema de la Expo, como ya he mencionado antes, es harto inquietante. Primeramente, los mandamases del Gobierno de Aragón (¿o debiera decir de Zaragoza?) debieran cuestionarse la verdadera conveniencia de esta inversión, que, mucho me temo, no hará sino ensanchar la profunda sima económica que desangra a las provincias de Huesca y Teruel, propulsando (quizá) a Zaragoza y dejando arrinconadas zonas más desfavorecidas de Aragón. Para más recochineo, ya se están vendiendo los terrernos y pabellones destinados a la Expo para su postrer provecho. Mientras tanto, en vez de desviar el dinero en apoyo del sector agroganadero aragonés (que falta hace), es preferible “huntar” de euros a los empresarios para que produzcan menos o imponiendo un límite (caso de muchas explotaciones de vacuno para leche) o directamente no produzcan ( agricultura de secano y árboles frutales). Puesto que ahora es preferible arruinar los negocios autóctonos, engrosar las filas de paro, acabar con los pequeños enclaves rurales que aguantan “tiente no te caigas” en muchos puntos de Aragón e importar la carne de Argentina y las legumbres de Canadá a un precio más bajo, en lugar de tratar de mejorar la calidad de vida de los aragoneses en lugar de entretener a la plebe con fuegos de artificio y exhibiciones, lo que nos reenvía al nido de víboras que es la tan cacareada Expo. Y pobre del que no agache las orejas ante la situación… puesto que al gobierno no le faltan “chupatintas” para acabar de rematar al pequeño empresario que quiere driblar con una situación desesperada.

 

Y cuando aparecieron aquellas fotos en el diario 20 minutos, anunciando la hecatombe que supondrá el cambio climático, que podría llegar a secar el cauce del Ebro durante los meses de estío, resultó más cómodo apartar la vista y seguir hundiéndonos en la porquería de la sociedad consumista, derrochadora y degenerada, que se pasa la ecología por salva sea la parte…. ya que es más bonito hacer campañas de concienciación a los ciudadanos por la televisión y que luego en la sombra no se construyan puntos limpios ni se coloquen suficientes contenedores. ¡Viva la falacia hispana!.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s